Effortless Grapefruit Session Ipa. La única cosa “sin esfuerzo” sobre esta cerveza es cómo bebe. Las maltas nacionales e importadas quedan relegadas a las cargas de lúpulos cultivados en Estados Unidos. Dry hopped para obtener un delicioso aroma con lúpulo Mosaic y Cascade, e infundido con sabor a pomelo natural.

Un equilibrio armónico entre dulzura y amargura. Aromas de pomelo y otras notas cítricas están presentes a lo largo y complementa el final agridulce que persiste en la lengua.